Declaración final - III Encuentro y Asamblea General Ordinaria

Declaración final

Defendiendo el derecho a la vida, exigiendo la implementación del Acuerdo Paz
Exigimos al Estado colombiano parar el genocidio contra lideres sociales, políticos y
excombatientes en Colombia. La comunidad internacional observa con preocupación el
incremento de los asesinatos políticos, pasando de 119 en 2016 a 186 asesinatos en
2017 y en 2018, solamente en el mes de enero, han sido asesinados 39 lideres.
Observamos con estupor, que después de la firma del Acuerdo de Paz han sido
asesinados 36 exguerrilleros y 18 de sus familiares. Situación que escandaliza a la
comunidad internacional que observa como los grupos paramilitares asesinan
impunemente sin que el Estado actúe y garantice el derecho a la vida de todos sus
ciudadanos.

El incremento de la violación de los derechos humanos también se refleja en el aumento
de solicitantes de refugio de colombianos, mientras en 2016 solicitaron 4065 personas, en
el 2017 lo hicieron 16.178, teniendo un incremento del 409%. Exigimos que el Estado
colombiano reconozca a los exiliados como victimas directas del conflicto y nos garantice
el derecho a la justicia, verdad, no repetición, reparación y retorno digno.
Los exiliados colombianos exigimos que el gobierno cumpla con la Ley de amnistía y
libere a los prisioneros políticos y sea repatriado inmediatamente Simon Trinidad.

Consideramos que la paz y la democracia en Colombia se pueden hacer realidad si el
gobierno implementa totalmente y sin demoras el Acuerdo de Paz original, depositado
ante organismos internacionales.
Hacemos un llamado urgente a las organizaciones sociales, políticas y de derechos
humanos para que nos unamos y entre todos y todas defender el derecho a la vida y a la
paz en Colombia.
Convocamos la solidaridad internacional, para exigirle al gobierno colombiano que pare
este nuevo genocidio político y desmonte los grupos paramilitares. Pedimos a la union
europea, en cabeza de Alta Representante de la Union para Asuntos Exteriores y Política
de Seguridad Federica Mogherini que tome medidas urgentes, incluyendo el envió de una
Misión de observadores de derechos humanos, que vigile y haga seguimiento al gobierno
colombiano para que cumpla con su obligación de preservar la integridad física de los
cuidados.

Pedimos que las conversaciones en Quito entre el gobierno y el ELN prosigan en el marco
de buscar la solución política del conflicto social y armado en Colombia.
Bruselas, febrero 4 de 2018

Leave a reply