“Hay que terminar con el paramilitarismo”

Leyla Ordoñez, presidenta de la Constituyente de Exiliados Políticos, habla sobre las amenazas y las exigencias a los gobiernos español, colombiano y la UE. “Existen antecedentes de paramilitares del Estado español”, señala.

 

PáginaI12 En España

Desde Madrid

Los van a ver morir. Dicen los paramilitares en una carta de amenaza a los “comunistas y guerrilleros colombianos que están fastidiando al pueblo colombiano” y viven en España. El panfleto circuló horas después de que Nelson Javier Restrepo, exiliado en Madrid, recibiera en su buzón de correos una amenaza personal directa. Desde abril, Recibía recibía mensajes en su Facebook donde le llamaban rata comunista que debe morir. El hombre es parte de los más de 800 mil colombianos que, según la Asociación Constituyente de Exiliados Políticos en España han tenido que salir de Colombia amenazados para salvar sus vidas. Oriundo de Medellín, este investigador tuvo que huir junto a su familia soportando por años el exilio como algunos de los integrantes del Comité por la Paz de Madrid quienes la tarde de ayer sostenían una reunión para discutir las medidas de seguridad a tomar tras la amenaza.

Recientemente, el 2 de junio en la Puerta del Sol se realizó una concentración para respaldar las movilizaciones sociales en Colombia realizadas el 1 de junio, las cuales tuvieron como fin exigir al Estado que cumpla con el Acuerdo de Paz que firmó con las Farc tras negociar en La Habana durante cuatro años el fin de la guerra con esa guerrilla que hoy ya está dejando las armas. Restrepo, su esposa y otros exiliados estuvieron presentes en la movilización en Madrid y días después recibieron las comunicaciones que les informan que “están declarados objetivo militar”.

“Los partidos socialistas y comunistas y los ayuntamientos que los financian con cooperación internacional y los que colaboran los verán morir” dice la carta que el Comité por la Paz compartió con PáginaI12. Leyla Ordoñez, presidenta de la Constituyente de Exiliados Políticos habló con este diario sobre las amenazas actuales y las exigencias a los gobiernos español, colombiano y la comunidad europea.

–¿Cuál es la situación actual respecto a las amenazas recibidas recientemente ?

–La situación actual es de preocupación. Existen antecedentes de re-victimización al exilio en el exterior. También existen antecedentes de paramilitares del Estado Español. Y nos deja varios interrogantes frente a la implementación de los acuerdos: ¿está el gobierno colombiano interesado en combatir este flagelo? En Colombia gozan de buena salud, preocupante que hayan copado las zonas que han dejado las Farc en el tránsito a la vida civil. Entonces: ¿Pretendía el gobierno desalojar las zonas y paramilitarizarlas para dar vía libre a la explotación minera y la agroindustria trasnacional?

–¿Cuál es la reacción de su organización ante estas amenazas?

Nuestra bandera ha sido de Paz. Hemos acompañado todo el Proceso, anhelando un retorno con garantías. Esto nos demuestra que no solo no tenemos garantías de retorno, sino que la persecución ha cruzado la frontera y amenaza impunemente.

–¿Qué antecedentes de paramilitarismo en España y Europa existen? ¿Han existido amenazas previas?

–Nosotros hemos tenido siempre la persecución con la operación Europa (durante los años del gobierno de Alvaro Uribe). En el Estado Español en febrero de este año capturaron a un paramilitar. Hace algunos años desarticularon varios grupos en los pueblos del sur de Madrid, se dedicaban a extorsionar. En la zona del Levante han estado siempre activos, trabajando en campañas de Álvaro Uribe Vélez, su principal mentor. Sin embargo, es la primera amenazada directa que nos llega, o al menos la única de la que tengamos conocimiento.

–¿Qué piden al gobierno de España y la comunidad europea?

–Al Estado Español, principalmente al ministerio de interior quien nos ha otorgado el carácter de personas protegidas a través del estatuto de asilo/refugio, que brinde garantías de seguridad. Al ACNUR en España que junto al ministerios posibilite mecanismo de protección para las personas refugiadas. Igualmente a la Unión Europea y organizaciones de derechos humanos, hacemos un llamado a que cumplan con la responsabilidad que asumieron en el acuerdo de paz, de acompañar las garantías para las Víctimas y la desarticulación del paramilitarismo.

–¿Y qué le dicen al gobierno y sociedad colombiana?

–Al gobierno que si realmente tiene intenciones de cumplir con el acuerdo firmado, para el fin del conflicto y una paz estable y duradera, donde se brinde verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición, es su obligación acabar con el flagelo del paramilitarismo. Por tanto debe combatirlo, porque las Víctimas de estos grupos continúan al día de hoy son justicia. A la sociedad civil a enfrentar el miedo y el terrorismo que nos impregnan a través de estos mecanismos de exterminio, que buscan que nos callemos. Debemos insistir en la calle y a través de todos los mecanismos que estén a nuestro alcance, para que venzamos la guerra.

–¿Por qué están amenazando y asesinando a quienes promueven la paz en Colombia?

–Está claro que hay intereses de la oligarquía, subyugada por siglos a las políticas trasnacionales de no ceder en sus privilegios. Tampoco a la oligarquía mafiosa nacida en los años 80 y 90 que han arrebatado la tierra a sus verdaderos propietarios a través de la moto sierra. No quieren una democracia popular, ni Justicia Social, porque esto tendría que ver con combatir la corrupción, y un punto muy importante, educar. Siguiendo el pensamiento de Freire “un pueblo ignorante, será siempre un pueblo oprimido”, esto les garantizará seguir gozando de sus privilegios a cambios de la miseria de millones de colombianos y colombianas.

Fuente: Pagina 12

 

Leave a reply